TEMA 4. Familia y escuela: las familias ante la educación de sus hijos y la relación con la escuela.

4.1 Estrategias educativas familia-alumnado.
https://es.slideshare.net/slideshow/embed_code/key/AQRhaV6vXjoPLX

From Isabel María Gómez

LA CONVIVENCIA ESCOLAR

Comenzamos con este tema de Rayden, “a mi yo de ayer”, destacamos algunas ideas:

  • Somos el fruto de la infancia.
  • Nunca es demasiado tarde.
  • Aléjate de gente tóxica.
  • Decir lo que sientes, pensar lo que digas.
  • No hagas nada ni decidas de mal humor
  • No está mal pedir ayuda, equivocarse está bien.
  • A veces se dice más con una mirada o una sonrisa.

La conclusión que sacamos de esta canción en relación con la convivencia, es que dependiendo de cómo manejemos las emociones, las relaciones funcionaran de una manera u otra. Es muy importante controlar el lenguaje no verbal ya que debemos ser conscientes de lo que proyectamos a los demás, nuestra actuación como maestros influye en como nos ven otros, debemos actuar como modelos y debe haber coherencia entre nosotros mismos y los que decimos, debemos ver el impacto que tenemos sobre los demás y tenerlo en cuenta así como tener en cuenta nuestra propia autoestima.

Definimos la convivencia como la relaciones interpersonales que se producen en cualquier contexto bajo un conjunto de principios aceptados implícitamente por el grupo. Hay normas de convivencia que están implícitas en la clase como el respeto, la tolerancia, la conveniencia en la diversidad, responsabilidad, compromiso, equidad… Es normal que estén implícitas y se generan problemas en el microsistemas social que es la escuela cuando estas normas se vulneran.

La constitución ya marca que la educación tiene que promover democracia y convivencia, así la finalidad de la educación será entre otros, el hábito de convivencia. Dentro del Proyecto educativo del centro se incluyen las normas de convivencia que deben ser consensuadas por  todos los miembros de la comunicad. Se debe generar buen clima, definir derechos y deberes de los alumnos, destacar medidas aplicables en caso de incumplimiento: intervención, mediación y sanción en caso de que sean muy graves, estas  medidas correctoras van en función del tipo de sanción y el director y el consejo escolar tiene que tener competencias sobre esto, por su parte el consejo escolar debe proponer medidas e iniciativas que favorezcan la convivencia en el centro, la igualdad entre hombres y mujeres, la igualdad de trato y la no discriminación, la resolución pacífica de conflictos, y la prevención de la violencia de género, mientras que el director  debe favorecer la convivencia en el centro, garantizar la mediación en la resolución de los conflictos e imponer las medidas disciplinarias que correspondan a los alumnos y alumnas, en cumplimiento de la normativa vigente, sin perjuicio de las competencias atribuidas al Consejo Escolar. A tal fin, se promoverá la agilización de los procedimientos para la resolución de los conflictos en los centros. (LOMCE, 2013)

Las normas de convivencia son de obligado cumplimiento. No podemos resolver un problema de la misma manera para todos sino que hay que considerar las características de cada persona para resolver los problemas de convivencia.

Existe un acuerdo de convivencia (Decreto 3/2008) por el que las medidas plateadas son generales para todos los centros. Se sustenta en los principios y fines de la Educación (LOE,2006) y está en acuerdo con la (LOMCE, 2013). Da autonomía a las instituciones educativas para la gestión de la mejora de la convivencia escolar mediante la incorporación de medidas que refuercen: la autoridad educativa y la responsabilidad del profesorado y demás trabajadores del centro. Organiza los procesos y el ejercicio de los derechos y cumplimiento de los deberes por parte de los estudiantes en colaboración con la familia, y la comunidad.

Como finalidad, en acuerdo al planteamiento del «Artículo 124. Normas de organización, funcionamiento y convivencia, se trata de crear un clima mediante el proceso de enseñanza aprendizaje que promueva la educación en valores de respeto de los derechos humanos y el ejercicio de una cultura ciudadana democrática, entonces, debemos promover la convivencia escolar: no hay una asignatura para ello, se trata de forma transversal a lo largo de todas las asignaturas y en todos los momentos de la etapa escolar. Para ello,se diseña un plan de convivencia que defina los principios educativos que regulan la vida del centro, se trata de la carta de convivencia que es una declaración de los principios y valores del proyecto Educativo que guían la convivencia y que será pública y  visible en el centro, es decir que la carta de convivencia, contiene los principios y medidas para el plan de convivencia así como los derechos y deberes de padres y alumnos dentro de la comunidad educativa dejando explicito las normas de convivencia de una institución.

Las Normas de convivencia  organización y funcionamiento del centro son elaboradas con las aportaciones de la comunidad educativa por el  Equipo directivo, informadas por el Claustro y aprobadas por el Consejo escolar por mayoría del 2/3 del derecho al voto.

Las Normas de convivencia  organización y funcionamiento del Aula  son elaboradas por el profesorado y alumnado de cada aula coordinado por el tutor del grupo. El consejo escolar se asegurará de que no se vulneren las normas del centro. El director las hará públicas. Es importante que los alumnos participen en la elaboración de las normas de convivencia, así como el resto de los miembros de la comunidad escolar

4.2  El papel de las familias en la educación de sus hijos/as. La participación en los centros educativos.

https://es.slideshare.net/slideshow/embed_code/key/8Uc1kM2kg91OiH

From María del Carmen Sanchez Gómez

Familia y escuela

Hasta hace no mucho se ha pensado que el papel de los padres y los profesores es diferente, ahora en la escuela hay lugar para las familias, contribuyen en la calidad educativa y en la equidad de la misma.

Es importante la participación e integración de las familias en la escuela mediante asociaciones con responsabilidad, ayudando en las tareas y usando el dialogo que nos ayudará a entender mejor lo que les pasa a nuestros alumnos. La familia tiene la responsabilidad de participar ya que son ellos los primeros educadores haciendo conscientes a los niños del valor del proceso de educación y por su parte la escuela debe ser responsable y estar capacitada para educar y formar a sus alumnos desarrollando habilidades y corrigiendo posibles debilidades de la educación recibida por parte de los padres.

Educar educamos todos, desde el ejemplo, por lo tanto es importante una coherencia entre centro y familia, siguiendo unos mismos objetivos de forma que los niños reciban una educación equitativa y de calidad.

Juntos y en confianza mutua, escuela y familia tienen el mismo objetivo, mirando en beneficio del niño, el desarrollo integral del alumnado. Escuela y familia han de comunicarse, establecer canales, servirse unos de otros con el fin de formar y educar a los niños. Nos interesa el niño y su felicidad, él es el protagonista de el proceso de enseñanza-aprendizaje.

La educación de nuestros hijos es una responsabilidad compartida entre padres y profesores y como sabemos gracias a las tutorias podemos tratar temas referidos al estudiante en las que  los padres pueden dar testimonios personales lo que no ayudará a conocer mejor a nuestros alumnos. El objetivo de las escuelas es apoyar a las familias en la crianza de sus hijos e hijas y promover conjuntamente un desarrollo personal equilibrado. (Day Care Act, 1973).

Mediante el consejo escolar que constituye un órgano de participación activa y gestión del centro acercamos la escuela a las familias al igual que con las asociaciones de padres y alumnos (AMPA) ofreciendo la posibilidad de participación abierta con todas las familias, además, existen escuelas de padres donde estos pueden mejorar su formación.

La participación de las familias en los centros supone un modelo de democracia participativa para el alumnado.

“La integración de las familias en la educación formal de sus miembros más jóvenes consigue un mayor rendimiento educativo y a la vez una gestión más democrática del entorno educativo”. (Beltrán J. y Hernández F. J 2012)

La implicación de las familias y de la comunidad en los centros escolares incrementa el rendimiento escolar, ya que contribuye a mejorar la coordinación entre el hogar y la escuela, especialmente en el caso del alumnado perteneciente a minorías, y también el rendimiento académico de alumnos y alumnas con discapacidades. La implicación de las familias y de la comunidad también permite transformar las relaciones con el centro escolar, favorece la creación de modelos de género alternativos para superar las desigualdades en el rendimiento académico y permite construir unas relaciones entre géneros más igualitarias. (INLUD-ED).

Podemos destacar la importancia de la participación de  las familias en el currículo y la evaluación ya que la participación de las familias se consideran factor importante para garantizar el aprendizaje de los niños y niñas, los resultados académicos y su adaptación a esta etapa. De hecho, la participación de las familias está fuertemente relacionada con el éxito académico posterior de los niños y niñas (OCDE, 2012). Se ha demostrado que las familias que disponen de información clara sobre los objetivos de calidad que se pretenden pueden plantear mejor a los profesionales las cuestiones y preocupaciones sobre la experiencia de sus hijos en la educación (NIEER, 2004). A través de esta participación, los niños y niñas se sienten apoyados, aumentan su autoestima y sus expectativas sobre sus posibilidades de aprendizaje y previenen las dificultades en el mismo (INCLUD-ED, 2012). El diálogo igualitario en el centro promueve la cooperación entre familias y profesores, la base de la relación entre la familia y la escuela es la confianza mutua, una buena comunicación y el respeto entre los niños, familias y profesores. La principal responsabilidad de las familias es tener el conocimiento del desarrollo educativo de sus hijos e hijas mientras que el objetivo de la colaboración educativa que se establece en el centro es reforzar la relación emocional entre madres y padres y sus hijos e hijas..

Pero ¿Cómo pueden alumnos, familias profesores y la comunidad en general participar en la vida de un centro?

Existen posibles vías para la participación de los miembros de la comunidad, por una parte el alumnado puede participar a través de los delegados de curso quienes representan a la clase, el profesorado puede participar a través de claustros y equipos de coordinación, las familias pueden participar a través de los consejos escolares, asociaciones y reuniones y la comunidad puede participar a través de consejos y comisiones o gracias al proyecto educativo de centro que es la titularidad del centro que aporta al alumnado valores y principios pedagógicos.

Existen distintos tipos de participación de la comunidad:

  1. Informativa: las familias reciben información sobre las actividades escolares, en funcionamiento del centro y las decisiones que ya se han tomado. Las familias no participan en la toma de decisiones en el centro. Las reuniones de padres y madres consisten en informar a las familias sobre dichas decisiones.
  2. Consultiva: los padres y madres tienen un poder de decisión muy limitado. La participación se basa en consultar a las familias. La participación se canaliza a través de los órganos de gobierno del centro.
  3. Decisoria: los miembros de la comunidad participan en los procesos de toma de decisiones, teniendo una participación representativa en los órganos de toma de decisión. Las familias y otros miembros de la comunidad supervisan el rendimiento de cuentas del centro en relación a resultados educativos que obtienen.
  4. Evaluativa: las familias y otros miembros de la comunidad participan en el proceso de aprendizaje del alumnado, ayudando a evaluar su progreso educativo. Las familias y otros miembros de la comunidad participan en la evaluación general del centro.
  5. Educativa: las familias y otros miembros de la comunidad participan en las actividades de aprendizaje del alumnado, tanto en horario escolar como extraescolar. Las familias y otros miembros de la comunidad participan en programas educativos que dan respuesta a sus necesidades.

(INCLUD-ED)

Vamos a destacar en este punto las comunidades de aprendizaje.

¿Qué es una comunidad de aprendizaje?

Una comunidad de aprendizaje es un proyecto educativo que elaboran, diseñan, planifican, elaboran y evalúan los miembros de una comunidad educativa.

Comunidades de Aprendizaje es un proyecto basado en un conjunto de actuaciones educativas de éxito dirigidas a la transformación social y educativa. Este modelo educativo está en consonancia con las teorías científicas a nivel internacional que destacan dos factores claves para el aprendizaje en la actual sociedad: las interacciones y la participación de la comunidad.

Las Comunidades de Aprendizaje implican a todas las personas que de forma directa o indirecta influyen en el aprendizaje y el desarrollo de las y los estudiantes, incluyendo a profesorado, familiares, amigos y amigas, vecinos y vecinas del barrio, miembros de asociaciones y organizaciones vecinales y locales, personas voluntarias, etc. Así todos aprenden de todos.

Estrategias de éxito en comunidades de aprendizaje

  • Grupos interactivos: forma de organización del aula que da los mejores resultados académicos posibles y convivencia. Gracias a los grupos interactivos se multiplican las interacciones y se aceleran los aprendizajes. Consisten en realizar agrupaciones heterogéneas (inclusivas), en cada uno de los grupos se sitúa un miembro de la comunidad y se realiza una actividad. De modo que profesor y voluntariado tienen un papel que desempeñar. Las actividades que realizamos deben garantizar el éxito, deben ser manipulativas, motivadoras, que incluyan la interacción entre alumnos, cortas (adecuadas en el tiempo) y usando también las TIC.

Adaptaciones: el maestro que coordina el grupo puede estar en uno de los subgrupos; si tenemos sesiones cortas, acotar las actividades; si tenemos pocos alumnos en un grupo, se reducen actividades; si no hay voluntarios, los grupos interactivos pueden realizarse sólo con maestros.

Resultados: aumentan relaciones y por tanto interacciones; incremento de aprendizajes; aumenta la motivación; reducción de conflictos; potencian valores.

  • Tertulias dialógicas: encuentro de personas alrededor de una lectura para construir colectivamente el significado.

¿Cómo se organizan?

  1. Antes: un moderador, dinamiza el grupo, seleccionar libro, elegir cuanto vamos a leer.
  2. Durante: moderador intenta que todos participen, turno de palabra, argumentación, comentar.
  3. Después: lectura libro.

Resultados: incrementan vocabulario; mejora expresión comunicativa; amplían comprensión lectora, pensamiento crítico, capacidad de argumentación, superación de desigualdad; desarrolla la solidaridad; el respeto, la confianza, el apoyo en vez de la imposición.

EJEMPLO REAL : entre culturas – Colegio Hellin (Albacete)

Sus objetivos:

  • Lograr una escuela inclusiva, de todos, acelerar aprendizaje y mejorar convivencia y clima.
  • Dinamizar la participación de las familias.
  • Fomentar la inclusión de padres y madres.
  • Captar voluntarios.
  • Aula de adultos.
  • 1º ESO
  • Actividades y talleres.

Conoce: CEIP-AA Entre culturas

Las familias disponen de distintas formas de implicarse en el proceso educativo de manera individual con el tutor o de manera colectiva a través de Ampas y consejos escolares. Como profesores debemos tener en cuenta que la diversidad familiar existe y es necesario que la escuela y el profesorado sean sensibles a los cambios sociales y familiares. No pueden tratar a todas las familias por igual. Por tanto deben conocer su realidad. (Beltrán, 2012). Por ejemplo si vamos a celebrar el día de la madre debemos tener en cuenta que podemos tener alumnos que vivan sólo con su padre, con sus abuelos o que tengan dos padres por lo tanto sería más adecuado celebrar el día de las familias. En este sentido la escuela debe tener muy claro de que tipo de familia estamos hablando.

Y ¿qué podemos hacer?

  • Comunicación con las familias: reuniones, boletines, correos, representantes, webs, etc.
  • Incorporación de metodologías participativas.
  •  Comisiones participativas.
  •  Investigación para la participación: conocer a las familias y sus circunstancias, temas de interés, difusión de resultados.
  •  Formación y sensibilización: centros, docentes, familias
  •  Creer que otra escuela es posible y prepararnos para ser los protagonistas del cambio.

REFERENCIAS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s